“Yo estuve en prisión”, la historia de Víctor y cómo creó la imagen de la Guelaguetza en 2019

“Yo estuve en prisión”, la historia de Víctor y cómo creó la imagen de la Guelaguetza en 2019

El artista oaxaqueño encontró en el arte una forma de luchar en el encierro y de mostrar su amor por Oaxaca

“Yo estuve en prisión por una fabricación de delito y empecé a pintar en prisión, y yo no sabía que podía hacerlo, yo soy arquitecto y desde el encierro comencé a descubrir que tenía esas habilidades”

dijo Víctor Medina, un artista oaxaqueño que le dio a Oaxaca la imagen de la Guelaguetza en 2019. 

Cuando Oaxaca, México y el mundo se enteraron de la nueva imagen en 2019, poco se supo de su autor. Ello, porque en ese entonces era un llamado PPL o como se conoce términos legales una Persona Privada de su Libertad. En ese momento, Víctor llevaba cinco años recluido en prisión, por homicidio. 

Desde el encierro, el también arquitecto encontró su habilidad como artista, la trabajó, la pulió y la dejó ver en “Oaxaca sueño de colores”, una obra de técnica mixta en acrílico pastel y carboncillo sobre papel. Un cuadro que sólo le llevó 15 días realizar. 

“Tenía muy poco de haber empezado a pintar y pues para mí el arte fueron las alas que me dieron la libertad”

La oportunidad de participar surgió como una innovación, ya que sería la primera vez que un PPL participaría en un certamen como la imagen de la Guelaguetza

“Tuvimos que investigar sí se podría permitir que una persona privada de la libertad ingresara al concurso y se nos autorizó”. 

Para Víctor, esta posibilidad no solo le abrió el mundo del arte sino que, fue el inicio para que las personas recluidas en penales de Oaxaca pudieran acceder a este tipo de concursos en el que pudieran demostrar sus habilidades artísticas. 

UN DELITO FABRICADO LO LLEVÓ A PRISIÓN

“Ahora ya estoy en libertad, fue una fabricación del delito, de hecho, existe una denuncia en la Fiscalía Anticorrupción en contra del exprocurador que se llama Héctor Joaquín Carrillo Ruíz, por haber fabricado el delito en mi contra y pues a mí me costó 6 años en lograr mi libertad…realmente a mi me costó 6 años estar en prisión y poder desmentir todo lo que ellos hicieron en mi contra”, dijo.  

Para Víctor, haber ganado en el concurso de la imagen de la Guelaguetza no significó un avance en su proceso legal, ya que salió de prisión hasta el 10 diciembre de 2020, un año y medio después del concurso. 

“Me fui a juicio, apelación y todo, como mi juicio normal, porque realmente apoyo en ese sentido no recibí… el arte lo utilicé como una manera de expresión y de gritar la injusticia”.

relató

Fue así, como este joven tomó el arte como un camino para motivarse y como un impulso para otras personas que se encontraban en su misma condición y con ello, sumar oportunidades a pesar del encierro. 

“Una persona privada de la libertad deja de existir para toda la demás gente y realmente eso era lo que yo venía luchando y lo logré con este cuadro porque entonces empezaron a voltear a ver a las personas privadas de la libertad, nos abrieron un poco más las puertas para el arte”.

reveló. 

Estas oportunidades se vieron reflejadas con su propio espacio para pintar y hasta dio cursos de arte a otros reclusos, actividad con la que continúa en el Centro de Reinserción Femenil de Tanibet

“Ya tenemos planes para algunas exposiciones ya en puerta en julio, y creo que el próximo año nos vamos al extranjero…entonces eso, es algo que las está motivado muchísimo”. 

ASÍ SE ENTERÓ QUE FUE GANADOR

“Yo estaba presentando un examen de admisión para ingresar a una nueva carrera en la UNAM…ahí fue cuando llegó la Subsecretaria de Prevención y Reinserción Social, Concepción Tovar, en ese entonces y el director de la Penitenciaría Central y el director de Etla que era donde yo me encontraba y entre los tres pues ya me dieron la noticia”

Recuerda Víctor, quien detalla que fue un momento de gran emoción. 

“Me inspire en mi niñez, porque se llama “Oaxaca sueño de colores” y para mi pues mi niñez es un sueño y un sueño de mi niñez fue esa expresión, por eso es abstracto porque para mí los sueños son abstractos algo que no están tan…son como ligeras brisas o ligeros recuerdos que tengo de mi niñez y recuerdo que la Guelaguetza es movimiento y todas las figuras están en movimiento y sin rostro porque yo quería expresar igualdad entre las regiones que fueran hermanas de música, de color de tradiciones, de todo, que no tuvieran rasgos físicos para hacerlos hermanos”

detalla a cuatro años de comenzar su carrera como artista en Oaxaca

Y a pesar de cómo surgió como artista, Víctor lo ve como un salvavidas que lo ha impulsado a mostrar su trabajo en Chile, Uruguay, Argentina, Venezuela, Estados Unidos y Emiratos Árabes Unidos; sitios, donde la identidad oaxaqueña se ve reflejada en los colores y la cultura de la entidad, la cual desarrolla de forma surrealista en cada pincelada. 

LA PANDEMIA AFECTÓ EL MUNDO DEL ARTE

La pandemia de la Covid-19 también afectó a los artistas y para Víctor, esta restricción le pegó en sus exposiciones internacionales las cuales tuvieron que ser virtuales. Detalló que en este tiempo no ha parado su producción, aunque detalla que la crisis si ha pegado al mundo artístico en el estado. 

No existen imposibles, que los sueños se alcanzan luchando por ellos y que no hay nada fácil en la vida, todo cuesta, pero la satisfacción es muy grande entonces que no permitan que sus sueños sean enjaulados o encerrados y que les den las alas que tienen que darles”, menciona como un consejo para sus colegas. 

Y ante la complicada situación, Víctor ha encontrado su motivación en su familia. 

“Pero sigo luchando igual por personas que no tienen voz, por personas que no tienen derechos, que los pisotean y entonces sigo es una lucha constante en contra de lo que a mí me pasó y para que no vuelva a pasar; pero también, sigo luchando porque la cultura oaxaqueña siga brillando y nos conozcan en otros países y en otros lugares y en otros estados”. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *