Te compartimos esta receta tradicional oaxaqueña para que prepares buñuelos

Te compartimos esta receta tradicional oaxaqueña para que prepares buñuelos

La cocinera tradicional Rocío Martínez Hernández de Tlacolula de Matamoros, nos trae su receta para preparar unos deliciosos buñuelos, con una receta que le fue heredada por su abuela y que ella ha seguido desde hace 27 años, inició con en el año de 1993.

Rocío cuenta que la tradición de comer buñuelos es común en diciembre, solo en esta fecha se prepara por ser conocida como a “tortilla del Niño Dios” y debido a que el 24 de diciembre se le celebra en la religión católica, siempre en las iglesias es común ver este producto listo para consumir.

Si quieres disfrutar de un delicioso y autentico buñuelo preparado por esta cocinera tradicional, a ella la encuentras en la Calle de Morelos y León Bello, en Tlacolula de Matamoros.

Rocío recuerda que en 1980 su abuelita hacía buñuelos, con apoyo de un lienzo sobre su rodilla estiraba la masa, pero ella nunca pudo hacerlos de esa manera, sin embargo, encontró la forma de hacerlos y poder deleitar a sus comensales.

Incluso en la capital oaxaqueña existe la tradición de comer el buñuelo en un plato de barro, y al terminar de comerlo deberás romperlo, al mismo tiempo que pides un deseo.

A continuación, te dejamos la receta de Doña Rocío, también puedes ver el video, donde esta experta cocinera te compartirá algunos de sus tips para la preparación de estos perfectos buñuelos.

Ingredientes

  • 1 kg de harina
  • 2 huevos
  • Sal
  • Anís
  • Canela
  • Agua
  • 1 litro de aceite
  • Piloncillo

Preparación

Hervir un poco de agua con canela y anís, utilizar 750 gramos aproximadamente de la harina, hacer una especie de volcán, agregarle los dos huevos, luego agregar un poco del agua de canela y anís, solo el agua, comenzar a amasar y de ser necesario incorporar poco a poco el resto de la harina.

Ya que se tenga una masa consistente, comenzar a formar bolitas, las cuales luego se comenzarán a estirar con la ayuda de un rodillo o una botella.

Trata de que queden lo más redondos posible y delgadas, espera 10 minutos a que reposen, mientras calientas el aceite.

Posteriormente cuando el aceite ya esté muy caliente incorpora de un buñuelo en uno, con ayuda de una palita de meta ve aplastando el buñuelo para que no se esponje, cuando ya esté pre cosido, voltéalo, así en repetidas ocasiones para que terminé doradito.

Para la miel que acompaña los buñuelos deberás hervir un poco de agua con piloncillo y anís, puedes remojar los buñuelos en la miel o puedes incorporar solo un poco de miel sobre cada buñuelo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *