¿Qué es una neni y porqué es importante para la economía de México?

¿Qué es una neni y porqué es importante para la economía de México?

La pandemia generó nuevas formas de llevar ingresos a los hogares

Ante la crisis económica que provocó la pandemia del coronavirus se desarrolló la llamada “economía neni”, la cual consiste en el autoempleo por medio de las ventas de productos o servicios en redes sociales.

“Este tipo de actividad se conoce como ‘economía neni’, debido a que es muy común que clientas y vendedoras se hablen de una manera más cariñosa y de cercanía, al utilizar la palabra ‘nena’ o ‘neni’ al dirigirse entre ellas. Un estudio que hicimos arrojó que ésta crea empleo para tres personas, comenzando con una empresa que le vende a una emprendedora cierto producto y ésta a su vez lo ofrece a alguien más a través de catálogos o de manera física, así es como funciona”, explica José Ignacio Martínez Cortés, académico de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la UNAM.

Esta modalidad está enraizada en nuestra cultura desde hace tiempo y más ahora que hay empresas con un gran inventario de productos disponibles para que vendedores, en su mayoría mujeres, se dediquen a comerciar al menudeo.

CONOCE MÁS: Frases de mujeres fuertes y exitosas para motivarte

¿CÓMO ES SER NENI?

Estar en esta forma de autoempleo abarca el comercio informal porque no fiscalizado, pero es distinto al ambulante, ya que la “neni” dedica prácticamente las 24 horas del día, los siete días de la semana para ofrecer sus productos en redes sociales debido a las restricciones de acercamiento social por la pandemia.

“Cerca de 13 millones de hogares tienen un ingreso gracias a esta actividad económica. Hay personas que ya están profesionalizadas y han venido operando desde hace tiempo, pero otras más se han sumado debido a que ya no tuvieron un ingreso y la necesidad las orilló a ello; a veces no tienen un punto de venta fijo, por lo que en ocasiones vemos en el transporte público a mujeres cargando con grandes bultos de zapatos, ropa o juguetes que son destinados a sus clientes”, indicó el universitario.

“En algunos de nuestros círculos sociales tenemos a más de una persona que se dedica a este tipo de economía, que incluso nos ofrece la mercancía con pagos fijos, tal y como lo hace una tarjeta de crédito en alguna tienda departamental. De esta manera, también hay jóvenes que de manera pública o privada promueven sus productos con el fin de financiar sus estudios o aportar un ingreso económico a su familia”, expresó.

La mayoría, comentó, van al día con sus gastos y difícilmente cuentan con un respaldo para que el banco les otorgue un crédito, capital que en ocasiones es necesario para que continúen con la inversión en su negocio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *