Frases de Isabel Allende, la escritora apasionada de Latinoamérica

Frases de Isabel Allende, la escritora apasionada de Latinoamérica

Palabras que apoyan a la motivación y el amor

Feminista y filántropa, así se define una de las escritoras más leídas del mundo: Isabel Allende. La autora que ha vendido más de 75 millones de libros traducidos a más de 42 idiomas.

La autora de “La Casa de los Espíritus”, es chilena nacida en Perú ha escrito 23 libros como “De Amor y de Sombra”, “Eva Luna”, “Hija de la Fortuna”, “Paula”, “El Amante Japonés” y “Más Allá del Invierno”.

Además de su trabajo como escritora, Allende también dedica gran parte de su tiempo a los derechos humanos. Tras la muerte de su hija Paula en 1992 estableció, en honor a ella, una fundación caritativa dedicada a la protección y al empoderamiento de mujeres y niñas. La fundación ha otorgado subvenciones a más de 100 organizaciones no lucrativas en todo el mundo. Más de 8 millones han visto sus discursos TED Talks sobre cómo llevar una vida apasionada.

Enfrenta los obstáculos a medida que se presenten, no pierdas energía temiendo lo que pueda haber en el futuro

El miedo es inevitable, tengo que aceptarlo, pero no puedo permitir que me paralice

Tal vez sería conveniente que no trataras de dominar tu cuerpo con la mente. Debes ser como el tigre del Himalaya, puro instinto y determinación

Escribir es como hacer el amor. No te preocupes por el orgasmo, preocúpate del proceso

Cuanto más tiempo vivo, más desinformada me siento. Sólo los jóvenes tienen una explicación para todo

Todos tenemos una reserva de fuerza interior insospechada, que surge cuando la vida nos pone a prueba

La verdadera amistad resiste el tiempo, la distancia y el silencio

Silencio antes de nacer, silencio después de la muerte: la vida no es más que ruido entre dos silencios insondables

Nadie puede pertenecer jamás a otro… El amor es un contrato libre que se inicia en un chispazo y puede concluir del mismo modo

Es fácil juzgar a los demás cuando uno no ha sufrido esa experiencia

El que busca la verdad corre el riesgo de encontrarla

Lo único que uno aprende es lo que uno averigua solo

No es la verdad expuesta lo que nos hace vulnerables, sino los secretos

La vida es como un viaje sin meta. Lo que cuenta es el camino

Cuanto más grande es la herida, más privado es el dolor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *