Este fue el primer cuadro después de superar el Covid: Erwis pintó la imagen de la Guelaguetza 2021

Este fue el primer cuadro después de superar el Covid: Erwis pintó la imagen de la Guelaguetza 2021

“Guelaguetza, ofrenda de un mismo corazón” es la obra que representará a la “máxima fiesta de los oaxaqueños”

Erwis no tenía pensado participar este año para la imagen de la Guelaguetza 2021, la música no le fluía en el cuadro y los malos pensamientos rondaban por su cabeza; la Covid-19 paralizó por cuatro meses su producción y el panorama a 15 días del cierre de la convocatoria no era alentador… Pero como dicen por ahí, “la tercera es la vencida”.

Y como buenos oaxaqueños, sus amigos lo animaron, le llevaron la convocatoria y le recordaron su talento. Fue así que Erwis Rodríguez Herrera, un pintor de San Pablo Huixtepec, reencontró su vivaz paleta de colores y su ánimo por volver a lo que le gusta y a lo que se dedica desde hace ocho años.

“Este fue el primer cuadro que hice después de superar este trastorno de ansiedad que me dejó (la Covid-19), que me dejó esta enfermedad (…) me costó un poco de trabajo construir, porque de hecho no hice ningún boceto y me costó un poco de trabajo empezar a construirlo, yo siempre que hago una pintura lo primero que me imagino es música y en mi mente empieza como a construirlo, con imágenes; entonces estuve como una semana perdiendo ahí el tiempo, tratando de construir hasta que dije ¡creo que ya! y me centré sobre el lienzo directamente y empezar este pintar y ya teniendo la idea en la cabeza lo único que me costó fueron dos días y medio, tres días”

cuenta Erwis en un tono de ánimo y de energías renovadas.

El nacimiento de esta obra fue duro para Erwis sobre todo, porque se topó con una cruel realidad: la del coronavirus.  “La verdad pues no quería, no estaba como con ánimos, ya que a raíz de toda esta pandemia del Covid, pues aquí en mi familia la padecí y la padecimos con mis papás y pues si fue muy duro casi nos cuesta la vida”.

“Creo que el cuadro lo entregué hasta el último día que cerraba la convocatoria y todavía iba medio fresquecito…no iba tan seco”, recuerda. Y así, “Guelaguetza, ofrenda de un mismo corazón” fue entregada en febrero y a finales de mayo se convirtió en la imagen que ilustrará todo el estado de Oaxaca, se presumirá en todo México y hasta inspirará a algunos viajeros del mundo.

OAXACA ESTÁ EN EL CORAZON DEL CUADRO

Este cuadro elaborado en óleo sobre lienzo muestra todo lo que Erwis ha vivido y ama de su natal San Pablo Huixtepec: la Guelaguetza, la fiesta que no solo se muestra los “Lunes del Cerro”, sino que, para los oaxaqueños es hermandad, cooperación y es una forma de permanecer a una comunidad.

Oaxaca está en un corazón de repujado de hojalatería, es la parte central de la obra que se refuerza con el cetro de la Diosa Centéotl y alrededor, las ocho regiones que esperan su turno para bailar, en la armonía de la pieza, no podía faltar su paleta de colores que, a decir del artista, “representa la alegría de ser oaxaqueño”.

“Todos los oaxaqueños nos unimos en un mismo corazón yo creo que todos sentimos el orgullo de ser oaxaqueños, que es lo que yo quise representar en mi obra”, detalla.

El alma de “Guelaguetza, ofrenda de un mismo corazón” es el Guendalizá, de origen zapoteco que significa cooperar y que para Erwis conjunta a las ocho regiones para el “máximo homenaje racial” que cada año cita a miles de personas en el Cerro del Fortín desde 1932.

Así, en un lienzo, el pintor trata de mostrar cómo se vive la Guelaguetza en San Pablo Huixtepec, una comunidad del Valle de Oaxaca que se encuentra a más de 36 kilómetros de la capital.

“Cuando hay una fiesta, una festividad, una boda, un bautizo te dicen: este día es el día de llevar la Guelaguetza,  y ¿qué es eso? pues es llevar el apoyo que tú le das a esa familia, las tortillas, la cerveza, el licor, el refresco que tú le ofreces para que ellos puedan llevar a cabo su fiesta, entonces, para nosotros la palabra que la Guelaguetza, sí es un sinónimo de cooperar de ayudar y más que todo en eso se basa mi obra”.

LA FAMILIA SIEMPRE ME DECÍA: TE VAS A MORIR DE HAMBRE; AHORA PRODUCE “REALIDAD MÁGICA”

Han pasado ocho años desde Erwis decidió enfocarse a la producción, vivir de eso y ser profesional. Pero, antes de llegar a este punto, el joven de 32 años fue a varias escuelas de Derecho y de Ingeniería Forestal, hasta encontrar su camino en la Escuela de Bellas Artes donde se instruyó con maestros como Horacio Olmedo y Shinzaburo Takeda.

“Me costó mucho trabajo, más que todo porque mi familia no me apoyaba…siempre me decían te vas a morir de hambre, eso no te va a dar de comer…se licenciado, se ingeniero”.

En tres años, el rumbo del artista cambió, ya que pasó de la escuela de artes a la producción, “algunos maestros te dicen: no, aquí vas a salir de licenciado, no de artista; pues ahí fue donde tú dices, no pues yo lo que quiero es dedicarme a esto, a la producción. Y pues decidí aventarme, así al riesgo y dije que hasta aquí, lo dejo y voy a dedicarme a producir”.

Erwis define su trabajo como “realidad mágica” o “paisajismo mágico”, un estilo que divide en dos, el primero con animales, sentimientos como el amor, desamor y soledad; y en su otra línea, representa a personas en los convites, las mayordomías y celebraciones religiosas de su comunidad y de Oaxaca.

Ahora, con el galardón y el reconocimiento estatal, las cosas para este artista han cambiado, sobre todo con la percepción de sus seres queridos, “mi familia súper contenta, yo creo que a lo largo de los años, ellos han cambiado su mentalidad y han visto pues todos los logros que gracias al arte yo he tenido, todas las exposiciones…dentro y fuera del país y pues ellos se sintieron muy orgullosos…y en la comunidad fue un estallido total…yo lo que quise aquí es que mi pueblo quedara en alto, el nombre de San Pablo Huixtepec”.

Y si, el artista lleva con orgullo el título de ganador del 2021 por el cual obtendrá un reconocimiento económico de 25 mil pesos que le serán entregados después de las fiestas de Julio por parte de las autoridades oaxaqueñas.

EL MUNDO ARTÍSTICO DE OAXACA

Oaxaca es un semillero de artistas plásticos, muchos de ellos inspirados por el fallecido pintor y activista juchiteco Francisco Toledo, otros con propuestas diferentes y hasta internaciones han posicionado a la entidad como un referente cultural para los amantes del arte.

“Creo que siempre ha habido un abandono al ramo cultural y artístico no sólo en la parte pues de Oaxaca no sino en todo en todo el país, pero hay situaciones donde dependen mucho de los artistas para llevar a cabo lo que quieren, en este caso, después de una pandemia que invadió a todo el mundo, yo creo que Oaxaca nos necesita como artistas”.

Al respecto, precisa que en la entidad si hay convocatorias y lo que falta es el ánimo para atenderlas y sobresalir.

“Yo creo que es importante hacer lo que te gusta…lo que amas, si tú no haces lo que te gusta, si tú no te dedicas a lo que amas, vas a vivir frustrado y siempre vas a estar con esta duda de que hubiera pasado”.

¿QUÉ SIGUE PARA ERWIS?

“Yo creo que dedicarme a esto, yo creo que esto no lo puedo dejar, como le digo, hora que pasé esta enfermedad del Covid caí en un trastorno de ansiedad, que yo nunca había vivido… yo ya no sabían ni qué hacer, estaba desesperado, incluso ya con pensamientos malos, suicidas, se podría decir de soledad extrema y pues la pintura fue la que me sacó de esto, entonces pues yo creo que es algo que nunca voy a voy a dejar”.

Información: Estefanía Sánchez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *