¿Qué son los alebrijes y que representan?

Las figuras oníricas tienen su origen en Oaxaca

Seguramente en algún momento has escucha el término “alebrije”, pero ¿realmente sabes qué significa o de donde proviene ese nombre?

¿Qué son los alebrijes?

Los famosos alebrijes oaxaqueños, los cuales son unas figuras oníricas, es decir que vienen de la imaginación de quienes las elaboran, de sus sueños.

Los maestros artesanos realizan peculiares figuras con madera, puede ser una pantera con cabeza de águila cola de pez, lo mejor de estas artesanías es que son únicas, las elaboran una a una con sus manos, dándoles forma con diferentes herramientas, lo que te asegura adquirir una figura 100% original y que nadie más podrá tener.

¿De dónde surge el término alebrije?

La historia cuenta que el nombre de alebrijes se le dio por Pedro Linares, una persona de mucho talento, que, en 1936 a la edad de 30 años, cayó enfermo y estuvo inconsciente, mientras dormía soñó que se encontraba en un bosque apacible, en el que de pronto las rocas, las nubes y todo lo que lo rodeaba se convertía en seres extraños.

En esos sueños vio un gallo con cuernos, un burro con alas, un león con cabeza de águila, en general las criaturas que veía tenían colores brillantes, alas, cuernos, colas, dientes amenazadores y ojos que parecía que se saldrían de sus cuencas, todos ellos gritaban la palabra «alebrije», una palabra que en ese momento no significaba nada, pero poco después le dio nombre a esta artesanía mexicana del siglo XX.

¿Dónde encontrarlos?

En Oaxaca puedes encontrar en cualquier mercado, incluso en las calles del centro de la ciudad puedes ver personas elaborándolos, pintarlos y venderlos en el mismo sitio.

Sin embargo, la mayoría de los artesanos se ubican en San Martín Tilcajete, un lugar que al comienzo llevaba por nombre «Zapotitlán o Zapotitlán del Valle«, ya que en este lugar abundaban los árboles que dan la fruta conocida como «zapote negro

Tilcajete pertenece al distrito de Ocotlán, dentro de la región de Valles Centrales, para llegar a este sitio desde la ciudad de Oaxaca te llevará cerca de 45 minutos, solo debes tomar la carretera México 175.

Herencia generacional

En Tilcajete es una tradición realizar estos míticos personajes les ha sido heredado de generación en generación, desde que son niños, los padres y abuelos les enseñan a realizar estas figuras de madera de árbol de copal.

Incluso cuenta que antes de que se popularizaran, eran realizadas únicamente como adornos de casa o para que los niños jugaran, sin embargo, con el tiempo llamaron la atención de quienes visitaban el sitio y comenzaron a comercializarlos, tanto que en estos tiempos la venta de estas artesanías se convertido en su principal fuente de ingresos.

Una hermosa creencia

Los más ancianos de los artesanos, aseguran que sus antepasados les aseguraban que los alebrijes pueden cuidar los hogares al «espantar» a los malos espíritus, especialmente aquellos alebrijes con un aspecto más «monstruoso«, serían los más indicados para llevar a cabo este cometido, algo que sin duda hace más atractivo el tener uno y elegirlo con más cuidado.

El documental

La cineasta Judith Bronowski en 1975 fue la encargada de llevar a la pantalla grande y darle mayor popularidad a los alebrijes y a la historia de Pedro Linares, por medio de un documental que ella misma produjo y dirigió.

Debes saber que como cartonero Pedro Linares López trabajó para figuras del medio artístico como Diego Rivera o Frida Kahlo, se especializaba en hacer «judas» de cartón para la Quema de Judas que se sigue haciendo en muchos lugares de México durante la semana santa, también hacía piñatas y máscaras para el carnaval, por ello, al inicio los alebrijes eran realizados con cartón y con el tiempo pasaron a ser de madera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *