Este método se ha popularizado como una forma de mantener el orden.

El método Konmari, fue inventado por la japonesa Marie Kondo y consiste en el arte de organizar las pertenencias para dar orden a los espacios que habitas y a la vida; la creadora considera que “el efecto de mantener un orden” puede incluso cambiar la vida.

El efecto Konmari  se basa en los sentimientos que este pueda o no provocarnos; aunque también tiene la filosofía de que, al decidirnos por lo que no queremos conservar, agradezcamos el uso que le dimos.

Pese a que este método tiene un enfoque en el hogar, también es de mucha utilidad para la oficina.

¿En qué consiste?

Para poner orden en tu hogar, primero necesitas dividir la labor de organización en categorías, por ejemplo: la ropa, libros, documentos, artículos de la cocina (despensa), del baño entre otras.

Existen 3 pasos básicos para dar orden a todos los objetos que tienes y organizar de una buena vez tu espacio de trabajo o tu hogar.

1. Separar

Puede sonar muy fácil, pero es en este paso donde puedes descubrir qué pertenencias sí ocupas y cuáles no, o incluso objetos repetidos. 
Marie Kondo aconseja vaciar todo: estantes, cajones, gaveta, absolutamente todo. El desastre que verás sólo es la tormenta antes de la calma. Empieza a seleccionar las cosas que te sirven y las que no.

Es importante poner manos a la obra parejo, ya que hacerlo espaciadamente puede ser contraproducente.

2. Desechar

Decidir cuáles son los objetos de los que te desharás puede llegar a ser todo un reto, ya que en ocasiones nos dejamos llevar por los sentimentalismo y el valor emocional que le damos a nuestras pertenencias. Este método te invita a hacerte una sencillas preguntas: ¿El artículo que quieres desechar todavía te sirve? ¿lo utilizas todavía o lleva años guardando el polvo? Sí ya no cumple su función o no es de utilidad la respuesta es fácil: tíralo.

3. Organizar

Para evitar que nuestro trabajo de ordenar sea en vano y a los poco días volvamos a tener un desorden inmenso, la recomendación de Marie es que acomodes los objetos en un sólo lugar, es decir: que destines un sitio para almacenar todo, los papeles, las revistas, los libros, lápices, plumas, etc., van todos juntos, pero no revueltos. 

Una buena práctica es contar con una estantería o un buró y acomodar en forma vertical para una mejor visibilidad.  

Usa el método Konmari para hacer que tu oficina luzca más ordenada, no sólo refleja una gran imagen, sino que te permitirá tener mejor acceso a tus pertenencias y ya sabes también aplica para ti: un lugar ordenado para una mente ordenada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *