Prohibir el acceso a playas tendrá una multa de un millón de pesos

Los dueños de terrenos deberán crear accesos para el público

En México, las autoridades federales han decretado que el uso de las playas deberán de ser de acceso público, e incluso establecen sanciones de hasta un millón de pesos.

El decreto incluye diversas disposiciones a la Ley General de Bienes Nacionales para garantizar el libre acceso y tránsito en las playas mexicanas, en donde resalta, en su artículo 8, que el acceso a las mismas

“no podrá ser inhibido, restringido, obstaculizado ni condicionado salvo en los casos que establezca el reglamento”.

Asimismo, adiciona un párrafo segundo al artículo 127 de la citada ley que señala que “en el caso de que no existan vías públicas o accesos desde la vía pública, los propietarios de terrenos colindantes con la zona federal marítimo terrestre deberán permitir el libre acceso a la misma, así como a las playas marítimas, a través de los accesos que para el efecto convenga la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales con los propietarios, mediando compensación en los términos que fije el reglamento. Dichos accesos serán considerados servidumbre, en términos de la fracción VIII del artículo 143 de esta Ley”.

Finalmente, incluye en el artículo 154 un apartado sobre la multa impuesta por no cumplir la ley.

“Se sancionará con multa de entre tres mil y hasta doce mil veces la Unidad de Medida y Actualización vigente (un millón 42 mil 560 pesos) a los propietarios de terrenos colindantes con la zona federal marítimo terrestre o los titulares de concesiones, permisos, autorizaciones y acuerdos de destino respecto del aprovechamiento de la zona federal marítimo terrestre que por cualquier medio o acto impidan, inhiban, restrinjan, obstaculicen o condicionen el acceso a la zona federal marítimo terrestre y a las playas marítimas”.

Para el caso de titulares de concesiones, permisos, autorizaciones y acuerdos de destino respecto del aprovechamiento de la zona federal marítimo terrestre, en caso de reincidencia, además de la multa por más de un millón de pesos, “se revocará la concesión, autorización o permiso, observando en lo conducente, lo dispuesto en el artículo 18 de esta Ley”.

El pasado mes de julio se desató una polémica por el uso de las playas durante la pandemia, las cuales han estado restringidas a la población en general, pero no a los turistas. Ante ello, el secretario de Turismo, Miguel Torruco, recalcó en su cuenta de Twitter que “no existen playas privadas” y que, por lo tanto, “son para disfrute de todos los mexicanos”, como recoge

Fuente: REPORTUR.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *