La ciencia lo explica

El gemido es una manera que las personas utilizan para comunicarse entre sí, o de expresar emoción y placer por el sexo.

Un estudio descubrió que entre hombres y mujeres, aquellos que gimen durante el sexo tienden a reportar más satisfacción sexual que los que hacen el amor en silencio. La comunicación ayuda a transmitir preferencias a nuestra pareja y los hace sentir bien de sus habilidades sexuales, indicando que sus esfuerzos por complacer han tenido éxito.

Vocalizar en la cama podría ayudar a que hombres y mujeres consigan lo que quieren. Los gemidos estratégicos podrían ayudar a conseguir el clímax durante el coito. Las mujeres saben que los hombres disfrutan de los ruidos que hacen en la cama y estos son un estímulo que puede inducir un orgasmo masculino.

No obstante, las personas que reportan hacer ruidos durante el sexo tienden a ser las menos aprensivas acerca de la comunicación en la cama y las ​​más confiadas de sus habilidades sexuales. Por lo tanto, podría ser el ruido mejora la satisfacción sexual, pero también que las personas que son mejores en el sexo hacen más ruido.