Palabras que solo los oaxaqueños entenderemos

Los oaxaqueños tenemos un sentido del humor muy alegre, nos gusta la fiesta, tanto que podemos celebrar durante días, y hasta quienes no son de Oaxaca prefieren venir a casarse aquí, porque nadie hace fiestas como nosotros.

En todas las épocas del año tenemos miles de turistas recorriendo las calles de nuestro centro histórico, y nuestros pueblos mágicos en las ocho regiones del Estado, disfrutando de la gastronomía que nos caracteriza, pero, al recorrer esta mágica tierra podrán escuchar palabras que o conocen, de las cuales solo los oaxaqueños entenderán, porque no son frases que se digan en otro lugar.

Pero no te preocupes, aquí te vamos a compartir el significado de las frases que podrás escuchar cuando llegues a Oaxaca, así no te quedarás sin entender y hasta sabrás como aplicar algunas palabras.

Muchito

Esta palabra es utilizada para describir a un niño, así de simple.

Amuinar

Es una palabra que suelen usar las personas para describir que están enojados o enojas “me haces amuinar”.

Chilaque

Con esta palabra solemos describir los mexicanos algo que está todo revuelto o desordenado, digamos que una madre le dije a su hijo “tienes tu cuarto hecho un chilaque”.

Que parió

Esta es de nuestras favoritas, una expresión que se usa con gran regularidad ya que es una forma de expresar una exageración “que parió has de ser de la realeza”, algo así.

Tlayudo

No, este no se refiere a una tlayuda (una de los platillos típicos), suele utilizarse para describir a una persona fuerte o con grandes músculos.

Yope

Este es un insulto, es como decir tonto, pero más insultante.

Pues

Es una muletilla con la que todos los oaxaqueños crecimos, y se utiliza en diferentes maneras de duda” ¿pues no lo sé?”, en afirmación “pues sí” o en negación “no pues”, en cualquier oración un oaxaqueño utilizará un pues.

Cuche

Una de las varias formas de referirse a un cerdo, incluso a una persona sucia, “eres un cuche”.

Bembo

Otro insulto oaxaqueño, una manera de decir tonto.

Chimeco

Es utilizado por los oaxaqueños para referirse a una persona sin higiene personal o alguien muy sucio. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *