¿Has escuchado la frase «navegar de incógnito»? Es una forma de navegar en Internet que ayuda a cuidar la privacidad del usuario, pero ¿nos permite permanecer completamente anónimos? Conoce este y otros mitos y realidades sobre la navegación de incógnito.

MITO

Cuando navegamos en modo incógnito obtenemos una privacidad absoluta, protegiéndonos de los hackers, el robo de información y la geolocalización.

CONOCE MÁS: ¿Cómo prevenir las quemaduras en las almohadillas de tu mascota?

REALIDAD

Navegar en modo incógnito no permite que el navegador muestre nuestro historial de navegación (es decir los sitios que hemos visitado), las cookies, ni la información que introducimos en los diferente sitios (como las contraseñas de acceso a determinados sitios), esto permite que aquellas personas que utilicen el mismo equipo que nosotros, no puedan ver los sitios que visitamos o lo que hicimos.

Sin embargo, lo que muchos no saben es que toda esa información sigue estando visible para el proveedor de internet, para la memoria del navegador y de los sitios que visitamos y para la persona que administra la red que utilizamos, por ejemplo en nuestra empresa o la escuela.

CHECA MÁS: Prepara tu cuerpo para la llegada del verano con estos seis consejos

Navegar en incógnito tampoco nos libra al 100% de la publicidad dirigida (aquellos anuncios adaptados a nuestras necesidades e intereses detectados por nuestra actividad en la red), porque las empresas publicitarias han desarrollado técnicas poderosas para rastrear a los usuarios aún en modo privado.

Y nuestra dirección IP, ese identificador único que cada equipo tiene y que permite conectarnos con otros, no estará oculta aunque naveguemos en incógnito, por lo que es posible saber la ubicación geográfica desde la cual nos conectamos.

Si estás utilizando un dispositivo público para navegar es recomendable hacerlo de modo incógnito para no dejar información sobre ti a los siguientes usuarios, pero debes estar consciente de que esta forma de navegar no ocultará tus actividades en su totalidad.

PODRÍAS CONOCER: ¿Cómo prevenir las quemaduras en las almohadillas de tu mascota?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *