Inicio Moda y belleza Las terribles grasas trans (y porqué deberías eliminarlas de tu dieta)

Las terribles grasas trans (y porqué deberías eliminarlas de tu dieta)

6 Min leídos
0
0

“¡No puedo creer que no sea mantequilla!”, se promocionaban las primeras margarinas. Y es que qué maravilla poder tener una mantequilla de origen vegetal, libre de esas horribles grasas saturadas de origen animal que nos suben el colesterol (bueno y malo) y los triglicéridos, ¿o no? Solidificar aceites vegetales resultó peor porque trajo consigo a las terribles grasas trans. Seguramente has escuchado sobre ellas, pero vamos a conocerlas a fondo.

Lee: La grasa que sí es saludable para tu cuerpo




Una breve lección de química. Existen dos tipos de ácidos grasos:

  1. Saturados: una cadena de moléculas de carbono unidas por un enlace sencillo y están saturadas por moléculas de hidrógeno. Ello hace que sea una cadena rígida y, por lo tanto, sean grasas sólidas, como la mantequilla. Usualmente, las encontramos en alimentos de origen animal, así como aceite de coco y de palma.
  2. Insaturados: la misma cadena de carbonos tiene en uno o más puntos un enlace doble. Como un carbono sólo puede tener cuatro uniones, no hay hidrógenos unidos a los carbonos que conforman el enlace doble. Ello la hace menos rígida, así que es líquida.

Para solidificar una grasa insaturada necesitamos meter moléculas de hidrógeno en los carbonos del doble enlace. A este proceso se le llama “hidrogenación”, así que, si comes un alimento procesado que tiene entre sus ingredientes “aceite vegetal parcialmente hidrogenado”, es una grasa insaturada que se solidificó con este proceso. Si los dos hidrógenos quedan del mismo lado, ya la hicimos, pero si uno queda del otro lado, acabamos de producir una grasa trans.

Lee: La grasa que sí es saludable para tu cuerpo

¿Qué tienen de terribles las grasas trans si sólo es una grasa vegetal ─que se supone que es saludable─ con un hidrógeno torcido? Una grasa vegetal en su estado natural disminuye el colesterol malo y los triglicéridos en la sangre. Sin embargo, un aceite vegetal mal hidrogenado, rico en grasas trans, no sólo te los va a volver a subir, sino que también te va a disminuir los niveles de colesterol bueno.

Por si fuera poco, consumir grasas trans provoca inflamación en todo tu organismo, además de que afecta el funcionamiento de las células que forman tus arterias, haciéndolas poco flexibles para movilizar bien la sangre. Todo ello aumenta considerablemente el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón, pues tu sangre se vuelve más densa y no puede moverse tan fácilmente a todo el cuerpo, así que ponemos a trabajar al corazón en exceso para bombearla.

Lee: La soya transgénica y las alergias

Lo más grave de las grasas trans es que, como los aceites parcialmente hidrogenados son baratos y no se oxidan rápido, están en muchísimos alimentos industrializados, especialmente en productos de panadería, como pastelitos y galletas. Además, los efectos nocivos al corazón sucederán, aunque consumas una cantidad mínima de grasas trans al día (1 al 3% de la dieta).

¿Qué podemos hacer al respecto? Revisa el etiquetado nutrimental de los alimentos que compras para asegurarte que no contengan ni grasas trans y de preferencia ni aceite parcialmente hidrogenado. Finalmente, prefiere utilizar aceites vegetales, como de oliva o de canola, en su forma líquida para cocinar.

La entrada Las terribles grasas trans (y porqué deberías eliminarlas de tu dieta) aparece primero en instyle.mx.

Source: Moda y belleza

Cargar más artículos
Cargar más artículos de guajolotadigital
Cargar más artículos en Moda y belleza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con * *

Comprobar

VIDEO: 7 alimentos que te ayudarán a conseguir un abdomen plano

Mejorar el aspecto de tu abdomen y lograr que se vea plano no es tan difícil como podrías …