Así fue la visita de la Reina Isabel en Oaxaca y a la Guelaguetza

La monarca más longeva del mundo visitó la Verde Antequera en 1975

En seis días, la reina Isabel II de Inglaterra visitó el territorio mexicano, Quintana Roo, la Ciudad de México, Guanajuato y el hermoso estado de Oaxaca y lo hizo acompañada de su esposo, el príncipe Felipe, duque de Edimburgo.

Los monarcas de Gran Bretaña visitaron la Verde Antequera y quedaron más que maravillados, desde que aterrizaron en el aeropuerto de Santa Cruz Xoxocotlán, comenzó el deleite, ya que fueron recibidos con la Banda de Música del Estado que interpretaron para ellos las notas del Himno Británico, y por supuesto de Manuel Zárate Aquino, gobernador de Oaxaca en aquel entonces.

Durante la mañana conocieron a algunos artesanos de telares y artesanías, quedaron maravillados cuando entrar al Templo de Santo Domingo, uno de los templos más hermosos de Latinoamérica, admirando su estructura y los dominicos que adornan el techo.

LEE MÁS: ¿Qué es la Guelaguetza y cómo se celebra?

La reina quiso conocer la zona arqueológica de Monte Albán, para ellos el doctor Ignacio Bernal, se encargó de la explicación y guio el recorrido por la zona arqueológica.

Para la noche las sorpresas no terminaban, ya que un grupo de artistas oaxaqueños, hicieron muestra de su talento, e hicieron una presentación de la máxima fiesta de los oaxaqueños, la Guelaguetza, de la cual quedó más que sorprendida y no dejó de compartir lo cautivada que estaba con las presentaciones y los trajes regionales.

LEE MÁS: Este es el programa completo de transmisiones especiales de la Guelaguetza 2020

Durante su visita compró cerámica, manteles, cobijas, un pescado de barro dorado de Tonalá, y muchas joyas del orfebre oaxaqueño; todas las compras fueron en una exhibición privada en un salón del hotel.

Además, el príncipe Carlos compró una mesa llena de cerámica pidiendo que se la enviaran toda hasta el palacio, se estima que la compra fue de más de 200 mil pesos.

Así fue su llegada a México:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *