5 Verdades sobre los cigarros electrónicos

Este implemento no es lo que parece

Lo sabemos, es difícil dejar de fumar y en ocasiones se necesitan más de dos intentos para lograrlo. El hecho es que abandonar el tabaquismo representa uno de los mayores esfuerzos que puedes hacer para cuidar tu salud y evitar afecciones graves.

La dependencia a la nicotina es una adicción que puede hacerte mucho daño. Ésta conlleva riesgos peligrosos, como diversos tipos de cáncer, enfermedad cardíaca y pulmonar, problemas bucales, entre otros.

En la búsqueda de abandonar el cigarro, muchas personas recurren a métodos que prometen hacer esta tarea más fácil, como los chicles con nicotina, los parches y los cigarros electrónicos. Esta última opción se ha vuelto muy famosa por sus supuestos beneficios, pero la realidad es otra.

Estudios han demostrado que los cigarros electrónicos contienen sustancias químicas nocivas, incluida la nicotina. Conoce los mitos más comunes sobre estos productos y protege tu salud.

Los cigarros electrónicos son más saludables que los cigarros tradicionales. Falso. La mayoría de los dispositivos contienen nicotina, de 3 a 5%, lo equivalente a la cantidad de nicotina en un paquete de cigarros.

Los cigarros electrónicos no son adictivos. Falso. Si bien hay algunos cartuchos que no contienen nicotina, la mayoría sí la tienen.

Es posible usar cigarros electrónicos en ambientes cerrados. Falso. Aunque es común que las personas utilicen estos dispositivos en lugares cerrados, en diversos países se han creado leyes que prohíben esta actividad en las mismas áreas donde no se permite fumar.

Los cigarros electrónicos ayudan a dejar de fumar. Falso. En realidad, los cigarros electrónicos contienen nicotina —sustancia que provoca la adicción—. Esto puede hacer que un usuario que no fumaba se convierta en fumador.

Los cigarros electrónicos son seguros. Falso. Los ingredientes del líquido que utiliza en estos dispositivos no están etiquetados. Esto significa que no sabemos con seguridad qué hay en ellos.

El tabaquismo pasivo sigue siendo un problema importante de salud. Aunque sólo se relaciona con los cigarros tradicionales, el vapor de los cigarros electrónicos de segunda mano contiene sustancias químicas que perjudican los pulmones y corazones de las personas que se encuentran alrededor.

Lo ideal, es encontrar una manera saludable de acabar con este hábito. Si no sabes cómo iniciar, acércate a un especialista y analiza todas tus opciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *